Vender la vivienda para pagar la residencia

Son numerosos los casos de personas mayores que, llegadas a cierta edad, necesitan ayuda bien en casa, bien en una residencia. Normalmente son personas que no cuentan con los recursos económicos necesarios para financiarse la estancia en una Residencia o el pago de personas que les asistan en casa.

En Gran Manzana Inmobiliaria nos encontramos muchos casos de hijos que buscan desesperadamente la forma de obtener financiación para poder asumir económicamente los gastos que conlleva tener una o dos personas en una residencia para mayores.

Siempre que esto sucede, la mejor solución es generar liquidez vendiendo la propiedad que tienen nuestros padres o abuelos y asegurar la tranquilidad de ellos, y de paso, la nuestra.

Una estancia en una residencia para mayores privada puede rondar los 1.500-2.000 € mensuales por persona, y sabemos que actualmente, tras haber pasado una crisis económica como la actual, con la congelación de las pensiones, etc… asumir esta cuota mensualmente puede hacer tambalear cualquier economía familiar.

Poner a la venta el inmueble de los mayores es la solución más inteligente. Generalmente cuesta deshacerse de estas propiedades porque forman parte de la memoria de la familia, donde probablemente hayamos visto crecer a hermanos e hijos. Pero la realidad es que los recuerdos no se venden, los recuerdos seguirán estando con nosotros, y ahora es cuando debemos tener la mente puesta en darle el mejor cuidado a nuestros mayores y si esto pasa por vender su vivienda, más tranquilidad y menos conflictos a corto y medio plazo. 

Otra opción es la hipoteca inversa.

Una hipoteca inversa es un préstamo hipotecario para personas mayores de 65 años por el cual una entidad financiera paga una cantidad mensual a una persona mayor a cambio de que ésta utilice su vivienda como garantía. La cantidad que abone la entidad financiera dependerá del valor de la vivienda y de la edad del cliente. A mayor valor y a mayor edad, mayor importe mensual se puede recibir. A diferencia de una hipoteca normal, a través de la cual se percibe el total de la cantidad prestada al inicio de la operación, a través de la hipoteca inversa, ese montante se va prestando en mensualidades.

• El titular conserva la propiedad de la casa.
• Se puede liquidar la operación en cualquier momento.
• El importe que percibe el titular no tributa.
• La deuda no es exigible hasta el fallecimiento del titular.

Si quieres saber más, no dudes en contactar con nosotros en el 957 051 308.

SU TRANQUILIDAD ES TU TRANQUILIDAD, NO LO OLVIDES.  

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
Escríbenos por whatsapp
¡Hola! Soy Pilar,
¿En qué puedo ayudarte?