¿29 inmobiliarias unidas? ¡De locos!

Hace unos meses me contactaron unos amigos para poner a la venta su vivienda. Estaba alquilada pero querían venderla para poder acceder a un piso de obra nueva, así que la inquilina se marchaba el 15 de diciembre y me la iban a dar para que la vendiera yo. Les expliqué que si yo la vendía por mi cuenta, ganaría más pero es posible que tardásemos más tiempo del necesario, que mi agencia inmobiliaria pertenece a una asociación llamada Asaicor MLS Córdoba en la que 29 inmobiliarias trabajábamos conjuntamente para vender lo antes posible, que es lo que realmente ellos querían. A ellos les iba a costar lo mismo que si se lo daban a varias inmobiliarias, y contaban con la tranquilidad de un solo interlocutor (Gran Manzana Inmobiliaria) y la fuerza de venta de los más de 100 agentes comerciales que iban a hacer todo lo posible por vender su vivienda.

Con la prisa, antes de que se marchase la inquilina le hicieron unas fotos con el móvil y me las mandaron: “Toma Pilar, vamos a ir publicándolo“. 8 fotos de mala calidad… Incluso ellos las publicaron por su lado en algún portal inmobiliario. Respuesta: nada. Bueno, si, varias (muchas) inmobiliarias prometiendo que tenían compradores.

La inquilina por fin se marchó y pudimos hacer fotos de calidad. Ya era otra cosa:

Me firmaron la exclusiva y comenzamos a trabajar bien. ¿Qué significa trabajar en exclusiva?

Entiendo que si alguna inmobiliaria te propone trabajar en exclusiva y no colabora, es realmente bloquear tu vivienda y limitar las posibilidades de venta rápida. Trabajar en exclusiva compartida es tener una legión de más de 100 agentes inmobiliarios que se ponen a trabajar en cada una de las 29 agencias inmobiliarias que forman parte de Asaicor para vender tu casa lo antes posible.

Dicho y hecho. En un mes el piso estaba vendido y comenzaron a soñar con su nuevo destino de vida.

5 ventajas de la exclusividad de las agencias inmobiliarias

5 ventajas de la exclusividad de las agencias inmobiliarias

El plazo de venta se ve reducido si existe exclusividad con una agencia inmobiliaria. Se establece una relación de confianza que muchas personas no están dispuestas a llevar a cabo.

via GIPHY

Firmar un contrato de exclusividad con una agencia inmobiliaria supone para los propietarios, en la práctica, ceder los derechos de la venta de su vivienda por un tiempo determinado. Este comportamiento, con la crisis, se ha visto aumentado, a tenor de las estadísticas que se manejan las inmobiliarias.

Desde Re/Max afirman que antes del estallido de la burbuja inmobiliaria el volumen de compraventas que se realizaba al margen de las agencias era del 55%. Por el contrario, en 2016, siete de cada diez ventas se llevaron a cabo a través de un profesional inmobiliario. ¿Qué ventajas y qué inconvenientes conlleva para el propietario la toma de esta decisión?

Ventajas de la exclusividad inmobiliaria

  1. Menor tiempo de venta

El plazo de venta de una vivienda, cuando se lleva a cabo a través de la firma de un contrato de exclusividad con una agencia, oscila entre los tres y los seis meses. Este periodo depende de diversos factores, como la zona en la que se ubique el inmueble, sus características, el interés en la comercialización, la inversión o el nivel de demanda que exista en ese momento.

Sin embargo, está comprobado que el plazo de venta se ve reducido si existe exclusividad con una agencia inmobiliaria. Ello se debe a que las posibilidades de venta aumentan, ya que la agilidad de los agentes inmobiliarios en exclusiva “es total”, en contra de lo que sucede cuando existe un contrato sin exclusiva o se decide vender la vivienda de forma particular.

via GIPHY

  1. Mejor precio por la vivienda

El precio que se consiga por la venta de una vivienda depende de la promoción que se haga del inmueble, además del home staging de la vivienda. No obstante, la exclusividad con una agencia inmobiliaria garantiza que la vivienda se oferta a un único precio en el mercado, lo que supone una mayor claridad y máxima transparencia para los compradores.

En este sentido, un contrato en exclusiva conlleva para la agencia un gran alto grado de responsabilidad, por lo que este siempre tratará de conseguir el mejor resultado para sus vendedores y, por lo tanto, el mejor precio posible. En este sentido, el agente se convierte en representante de la parte vendedora y en defensor de sus intereses.

via GIPHY

  1. Garantía y seguridad

Los contratos en exclusiva están enfocados a proteger los intereses de la venta, por lo que para garantizar y otorgar seguridad, el agente inmobiliario responsable del mismo ha de conocer la propiedad con detalle, tanto sus características como sus cargas o situación legal. La agencia deberá documentarse primero y asesorar después respecto a precio, mercado, tendencia, competencia, servicios que ofrece, honorarios de la gestión y, sobre todo, de las responsabilidades y obligaciones acordadas.

En esta línea, el contrato que se firme debe fijar el tiempo de la duración de la exclusiva y reflejar en qué condiciones la agencia gestionará la visibilidad del producto inmobiliario en venta. Así, explica José María Peyra, responsable del departamento de derecho inmobiliario de Sanahuja & Miranda, en dicho documento “desde el precio establecido para la venta, como la forma de pago, la disposición de cédula de habitabilidad o el certificado de eficiencia energética”.

  1. Filtro de clientes

Otra de las potencialidades de la venta a través de un contrato en exclusiva con una agencia inmobiliaria viene del lado de los clientes que llegan a ver la vivienda. Al trabajar en exclusiva y ofrecer más servicios la agencia se debe al vendedor y a una exhaustiva calificación del cliente comprador. Con un contrato en exclusiva no se pierde el tiempo en salir con cualquier cliente que quiere ver viviendas, sino que solamente se hace con aquellos que tienen posibilidades reales de compra y que saben lo que van a hacer.

Del mismo modo, el trabajo en exclusiva conlleva la existencia de un solo interlocutor o un único representante trabajando para la parte vendedora, llegando a existir un cierto grado de especialización en determinados inmuebles dentro de la profesión de agente inmobiliario. Dicha cualidad ayuda a llegar más fácilmente a un acuerdo entre las partes, puesto que el agente inmobiliario sabe qué servicios ofrecer para desmarcarse del resto.

 

  1. Mayor difusión y exposición

El agente inmobiliario es un profesional implicado que busca que la vivienda se venda en las mejores condiciones posibles. De ahí que trabaje en detalle, ofreciendo a los clientes tecnología punta y de vanguardia en sus servicios, pues no deja de invertir y pensar cómo conseguir resultados de impacto en el ámbito de anuncio y exposición del inmueble. Vivimos en un mercado en cambio y evolución constante, por lo que el cliente es cada vez más exigente y eso nos obliga a ofrecer más y mejores servicios de marketing, donde la innovación es fundamental para estar a la última y destacar.

En paralelo, contar con un contrato en exclusiva con una agencia inmobiliaria hace ganar en calidad informativa al vendedor, pues estos profesionales se encargan de que la información “llegue con detalle no solamente a los compradores”. Así, gracias a la exclusividad, los clientes eligen las viviendas que quieren ver, saben exactamente lo que van a ver, dónde está y qué calidades y orientación tiene.

via GIPHY

Fuente: Pisos.com

Abrir chat
Escríbenos por whatsapp
¡Hola! Soy Pilar,
¿En qué puedo ayudarte?
Powered by